Bitácora del cosnauta

Nuestra charla con Manuel J. Muñoz, estudiante del Grado de Traducción e Interpretación en la UCO

en Ayuda / / 0 comentarios

Continuamos nuestras entrevistas a los ganadores de la suscripción a Cosnautas Oro de entre los alumnos de la asignatura de Traducción de Textos Biosanitarios de la Universidad de Córdoba. Hoy, charlamos con Manuel J. Muñoz, quien responde a nuestras preguntas sobre el grado, el futuro laboral y su experiencia utilizando Cosnautas. 

Comencemos con una pregunta obligada, ¿qué te llevó a estudiar el Grado de Traducción e Interpretación?

Manuel J. Muñoz: Decidí estudiar el Grado de Traducción e Interpretación a raíz de cursar las asignaturas de latín y griego en el Bachillerato de Humanidades. Descubrí la pasión por la traducción gracias a la docente que impartía dichas asignaturas, Sonia Cardona, a la que tengo un especial afecto. A la hora de elegir qué carrera estudiar, me informé de que el Grado de Traducción e Interpretación tenía unas salidas profesionales bastante interesantes y acordes con mis gustos y preferencias. No obstante, ha sido en esta etapa universitaria donde he comprendido la enorme importancia que encierra la traducción/interpretación en este mundo tan globalizado.

¿Qué tal la experiencia del Grado? ¿Te arrepientes de tu elección o crees haber acertado? ¿Echas algo en falta dentro del mismo?

MJM: La experiencia del Grado está siendo bastante gratificante, ya que he adquirido competencias en muchos ámbitos del conocimiento, como pueden ser el jurídico, el informático, el lingüístico (tanto de la lengua materna como de mis lenguas de trabajo, inglés y alemán), o el biosanitario, por poner algunos ejemplos. La verdad es que, en este sentido, estoy muy satisfecho con mi elección. Por supuesto, también he conocido a compañeros de clase y a profesores encantadores. Desde el comienzo del Grado, estos nos han enseñado siempre la importancia de la cooperación y del trabajo en equipo, por lo que siempre hemos sido una clase unida y cooperativa.

Una de las cosas que echo en falta quizás sea alguna asignatura de fonética para mejorar la pronunciación en nuestras lenguas extranjeras (al menos para nuestra primera lengua de trabajo). También creo que las asignaturas relacionadas con la traducción y la interpretación deberían evaluarse con exámenes parciales, puesto que ser evaluado mediante un único examen es muy arriesgado: cualquiera puede tener un mal día. También echo en falta alguna asignatura de traducción inversa y alguna adicional de interpretación, ya que el peso de la traducción frente a la interpretación en el Grado es mucho mayor.

También me gustaría mencionar las prácticas curriculares sobre traducción. Pienso que todas ellas deberían ser remuneradas puesto que ahorramos, dependiendo del trabajo realizado por cada alumno, mucho dinero a las empresas/asociaciones para las que traducimos. Al menos, como mínimo, dichas empresas/asociaciones deberían pagar a la universidad para financiar los gastos públicos de la misma, como me consta que sucede en otros Grados, como en los de Odontología.

¿Y el mercado laboral? ¿Qué tipo de información recibís en la facultad?

MJM: Afortunadamente, son muchos los profesores que nos han informado sobre las posibilidades y expectativas que ofrece el mercado laboral. También nos han dado consejos útiles al respecto, como por ejemplo, trabajar unos años como traductor en plantilla para coger experiencia antes de iniciarnos como traductor autónomo.

¿Por qué elegiste cursar la asignatura de Traducción de Textos Biosanitarios?

MJM: Me decanté por la optativa de Traducción de Textos Biosanitarios porque desde siempre he sido un apasionado de la medicina. De hecho, considero que es importante conocer, aunque sea de forma básica, la mayor cantidad posible de conceptos o términos médicos, ya que todo lo relacionado con nuestra salud nos acompañará en nuestro día a día para toda la vida. La asignatura, además, presentaba un beneficio adicional: el aprendizaje de la terminología biosanitaria en inglés. ¿Quién sabe si el día de mañana necesitaremos explicar nuestros síntomas en un hospital de Inglaterra? ¿O actuar de intérprete entre un paciente español y un médico inglés?

¿Qué diferencias observas entre la traducción médica o biosanitaria y, digamos, la literaria o cualquier otro tipo?

MJM: Aunque, a rasgos generales, todas las traducciones se encarguen de transferir un texto de una lengua a otra, es evidente que cada ámbito tiene sus propias convenciones textuales que influyen en la traducción. Por un lado, en los textos biosanitarios especializados encontramos, por ejemplo, abundante terminología grecolatina (nefrectomía, cefalalgia, histeropexia, etc.), y en los textos menos especializados o dedicados a un público más amplio, observamos palabras del lenguaje general (extirpación quirúrgica del riñón, dolor de cabeza, fijación quirúrgica del útero, etc.).

Por otro lado, en los textos literarios se detecta, por mencionar un solo ejemplo, un abundante uso de figuras retóricas, como la metáfora, el hipérbaton (alteración del orden lógico de las palabras), la hipérbole (exageración), etc. Por supuesto, esto no quiere decir que no existan confluencias entre textos de distintas disciplinas, pues en los artículos de divulgación médica pueden darse casos de metáforas para explicar un término de difícil entendimiento, al igual que una novela sobre hospitales pueden apreciarse términos médicos para explicar lo que sucede a los personajes.   

¿Cómo valoras la presencia y uso de Cosnautas en el aula? ¿Consideras necesario el desarrollo de plataformas digitales de recursos especializados para el traductor?

MJM: Cosnautas y el Libro Rojo han sido unos recursos utilísimos en la asignatura de Traducción de Textos Biosanitarios porque no solo optimiza nuestras traducciones, sino que agiliza el ritmo de la didáctica de la clase y, además, a medida que vamos empleando dichos recursos, vamos adquiriendo conocimientos bilingües sobre medicina.

Por supuesto, creo que es bastante positivo el desarrollo de plataformas digitales de recursos especializados, como lo es Cosnautas. De hecho, soy testigo de cómo muchos de mis compañeros preguntan si existe un recurso semejante para otras lenguas o para otras disciplinas. Estoy convencido de que en los próximos años surgirán nuevas plataformas digitales para cada disciplina que estén (esperemos) a la altura de Cosnautas, y que todas ellas vayan completándose con nuevas lenguas.

¿Creéis que la promoción que hemos desarrollado para los estudiantes universitarios es positiva?

MJM: La promoción para estudiantes es, sin duda alguna, un aspecto muy positivo, ya que nos ha permitido disfrutar y aprovechar Cosnautas al máximo y por un precio muy asequible, algo que se agradece al ser estudiante. La valoración ante vuestra iniciativa es de sobresaliente. Las cifras hablan por sí solas: el cien por ciento de los alumnos de la asignatura de Traducción de Textos Biosanitarios nos suscribimos a Cosnautas mediante dicha promoción.

¿Cómo ha sido tu experiencia personal con la plataforma? ¿Crees que resulta útil para vuestro aprendizaje? ¿Hay algo que consideres mejorable o que no te haya gustado?

MJM: Mi experiencia con Cosnautas ha sido muy buena. La plataforma recoge entradas sobre términos médicos en inglés y explica todas sus posibles traducciones al español, matizándolo todo a la perfección. Además, inspira mucha confianza debido a su alta fiabilidad, ya que está realizado por expertos en medicina y en traducción médica. La verdad es que, a medida que uno traduce con Cosnautas, aprende mucho sobre la disciplina médica, pues todo viene muy bien detallado, con un lenguaje muy didáctico.

No he detectado ninguna flaqueza relevante en la plataforma. Quizá, como es lógico, aún le falten algunos términos por incluir, pero eso ya está mejorando año tras año. He de decir, no obstante, que me encantaría que Cosnautas incluyera en un futuro nuevas lenguas, como el francés o el alemán. 

Cuando obtengas por fin el Grado de Traducción, ¿hacia dónde quieres dirigir tu carrera profesional? ¿Has considerado especializarte en algún sector concreto?

MJM: La verdad es que soy bastante polifacético. No solo me apasiona la traducción biosanitaria, sino también la audiovisual, la literaria o la jurídica. De momento tengo pensado hacer un máster sobre traducción audiovisual porque me encanta el mundo de los videojuegos, el doblaje, etc. Pero no descarto realizar más másteres, especialmente el Máster Universitario de Traducción Médica de la Universidad Jaume I de Castellón

Más allá de los propios docentes del grado, ¿tenéis o habéis tenido algún contacto con profesionales activos del sector?

MJM: El mayor contacto que tenemos con profesionales activos del sector se da durante las prácticas curriculares. En mi caso, las realicé en el Hospital Quirón de Málaga, traduciendo textos de diversa índole relacionados con el campo de la medicina. También suelen celebrarse a lo largo del curso académico algunas conferencias donde profesionales de la traducción nos exponen sus experiencias y sus consejos. Me gustó mucho, por poner un ejemplo, el día en el que vino a nuestra Facultad el director de doblaje de Juego de Tronos junto con el traductor de la serie.

¿Y qué ocurre con las asociaciones profesionales? ¿Las conocéis? ¿Hay alguna iniciativa conjunta con ellas?

MJM: Con las asociaciones profesionales también se ha tenido cierto contacto. Por ejemplo, en 2016 se celebró en nuestra Facultad el encuentro anual de la asociación Asetrad. Aunque más allá de todo contacto «físico», algunos de mis compañeros también han tenido la suerte de trabajar con asociaciones de traducción de forma online durante sus prácticas curriculares.   

Para terminar, ¿qué consejos les darías a los estudiantes primerizos de Traducción e Interpretación?

MJM: A quienes estén empezando en el Grado, tan solo les diría que no se desanimen si al principio ven asignaturas muy teóricas: empezarán a traducir una vez hayan adquirido una base teórica bien cimentada. También les diría que el Grado tiene muchas salidas laborales, por lo que, si finalmente no les ha convencido lo de ser traductor o intérprete, siempre caben otras posibilidades, como ser profesor de español o de una lengua extranjera, revisor, gestor de proyectos, redactor, etc. Por otra parte, si tuvieran el privilegio de cursar una asignatura para la traducción de textos médicos, les recomiendo que se suscriban a Cosnautas porque aporta calidad y confianza.

Para finalizar, quisiera dedicarle esta entrevista a la docente que me impartió la asignatura de Traducción de Textos Biosanitarios, Ana Belén Martínez López, quien me ha enseñado muchísimo y me ha hecho descubrir el mundo tan fascinante de la traducción médica.