The Cosnautas Blog

Cosnautas contiene información sobre el coronavirus y la covid-19: antibody

Cosnautas contiene información sobre el coronavirus y la covid-19: antibody

en Noticias / / 0 comments

Juan Manuel Igea, autor del Diccionario inglés-español de alergología e inmunología clínica (3.ª ed.), nos señala un término que la pandemia de la covid-19 ha traído a nuestro lenguaje cotidiano: antibody.

Constantemente se habla de anticuerpos frente al virus, de la supuesta protección o no que confieren y de cómo se detectan en las llamadas pruebas rápidas o en las pruebas serológicas más tradicionales. Todos los Gobiernos del mundo están invirtiendo sumas enormes de dinero para detectar anticuerpos en la población y saber cuántos están inmunizados frente a la enfermedad, una información vital para la seguridad de los ciudadanos.

El Diccionario inglés-español de alergología e inmunología clínica incorpora en su entrada «antibody» una información sucinta y valiosa para entender qué es un anticuerpo. Así la entrada empieza diciendo que los anticuerpos son:

«Glucoproteína producida por linfocitos B y células plasmáticas cuya función es el reconocimiento específico de antígenos para dirigir contra ellos los mecanismos efectores destructivos de las células y moléculas del sistema inmunitario innato (...)».

La exposición sigue describiendo su estructura molecular, los tipos de anticuerpos que tiene el cuerpo humano y cómo consiguen reconocer de forma muy específica a su diana.

Por otro lado, el artículo recoge el curioso origen alemán de la palabra, algo que no es muy frecuente entre los términos médicos:

«La palabra anticuerpo (en realidad el término en alemán antikörper) fue acuñada por el alemán Paul Ehrlich y aparece por primera vez en la conclusión de su artículo Experimental Studies on Immunity publicado en octubre de 1891».

Uno de los apartados más prácticos de la entrada es cómo escribir correctamente sobre los anticuerpos específicos. El uso vulgar e incluso técnico es con frecuencia confuso y por eso aquí se ofrecen algunos consejos que aumentarán la corrección y la precisión de los textos relacionados con los anticuerpos frente a SARS-Cov-2 o frente a cualquier otro microorganismo:

«Aconsejamos describir la especificidad de los anticuerpos en castellano de una de las siguientes formas: 1) añadiendo el prefijo «anti» a un adjetivo que haga relación al antígeno frente al cual es específico y sin espacio (p. ej., anticuerpo antitiroideo); 2) añadiendo la expresión «frente a» o «contra» al antígeno en cuestión (p. ej., frente a los linfocitos B); 3) añadiendo el prefijo «anti» más guion sin espacio en el caso de acrónimos o siglas (p. ej., anti-IgE o anti-TNF), dado que estos no pueden adjetivarse. Se desaconsejan, por tanto, expresiones como ‘anticuerpos antilinfocitos B’, ‘anticuerpos antitiroides’ o ‘anticuerpos anti linfocitos B».

 

Bibliografía

Igea, J. M. (2020). Diccionario inglés-español de alergología e inmunología clínica; mayo de 2020. Recuperado de https://www.cosnautas.com/es.