Cookies
Este sitio web usa cookies
Le informamos que el sitio web de Cosnautas utiliza cookies propias y de terceros para activar funciones básicas de navegación (personalización, idioma y reproductor de vídeo), así como también para analizar la navegación de los usuarios por el sitio web y el uso de los servicios que en él se ofrecen con la finalidad de mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación.
Leer más
Guardar & Cerrar
Aceptar todas Configurar

The Cosnautas Blog

Tremédica

Tremédica

en Miscelánea /

Descripción de Tremédica, la Asociación Internacional de Traductores y Redactores de Medicina y Ciencias Afines, una institución hermana de Cosnautas.

El proyecto de Cosnautas habría sido mucho más difícil sin la existencia de Tremédica, la Asociación Internacional de Traductores y Redactores de Medicina y Ciencias Afines. Sin la comunidad que ha crecido en torno a la asociación, sin la nítida identidad y la cohesión de un gran colectivo de profesionales del lenguaje médico, Cosnautas no habría tenido un público natural tan entregado.

¿Qué es, pues, Tremédica? Nacida del foro de MedTrad, es una asociación internacional, con sede en EE. UU., pero con una masa de socios especialmente fuerte en España y Argentina. Fue fundada por Cristina Márquez Arroyo, Pepe Tapia y M. Luisa Clark, y agrupa a traductores y redactores biomédicos, pero también a correctores, coordinadores de proyectos, revisores y otros profesionales vinculados a los textos médicos. A Tremédica pertenecen, por ejemplo, Bertha Gutiérrez Rodilla, profesora de Historia de la Ciencia y autora de La ciencia empieza en la palabra, y Fernando Navarro, autor de nuestro Libro rojo y miembro del equipo técnico del DTM. Ha pertenecido a Tremédica Vicent Montalt, director del Máster Oficial en Traducción Médico-Sanitaria y autor del Manual de traducció científico-técnica. La asociación también cuenta con socios honorarios de la talla de José Martínez de Sousa, reconocido lexicógrafo, bibliólogo y ortotipógrafo. Ahora bien, no hace falta tener gran experiencia y renombre para ser parte de la asociación, que cuenta con gran cantidad de socios principiantes, sangre joven que comparte con los más experimentados todos los componentes del escaparate tremedita:

Tremédica, aparte de una asociación, es una revista, Panace@, que existe desde el año 2000. Publica textos originales sobre los diversos aspectos de la traducción y el lenguaje de la medicina, principalmente en español, aunque está abierta a colaboraciones en cualquier idioma. Tiene un sistema muy serio y completo de evaluación y edición de los originales, lo que contribuye significativamente a su calidad. Se publican dos números cada año, uno general y otro monográfico, que suele abordar específicamente la traducción de una lengua o de un género determinados. Federico Romero, fallecido recientemente, fue un denodado y generoso miembro del equipo de revisión de la revista que ayudó a mantener alta la exigencia editorial.

Tremédica son unas Jornadas científicas y profesionales, grandes acontecimientos que se celebran cada año, aproximadamente, en diferentes ciudades de España (Barcelona, Vigo) y el resto del mundo (Buenos Aires, Nueva York). En ellas se presentan conferencias y talleres de gran calidad e interés para la comunidad de traductores y redactores médicos. Suelen celebrarse al alimón con importantes instituciones locales, como la Universitat Jaume I de Castellón o Aptic. En las Jornadas suelen crearse nuevas amistades y contactos profesionales, y como mínimo reina una muy palpable cordialidad.

Por supuesto, Tremédica es también un directorio de traductores profesionales, un buscador que sirve para que los clientes interesados en un profesional del lenguaje puedan encontrarlo, de acuerdo con la lengua de trabajo, su campo de especialidad, el servicio que brindan, el país de residencia y el de origen.

Tremédica es, asimismo, un importante foro de terminología, hermano del de Medtrad, en el que expertos como Gustavo Silva, Gonzalo Claros, Juan Manuel Martín, y Mercè Piqueras, entre otros, participan y brindan su ayuda para resolver los problemas de traducción a los que se enfrentan los traductores médicos.

Tremédica es una página web con importante información terminológica, mantenida gracias al esfuerzo de José María Izquierdo, Cristina Márquez Arroyo, Esther Moreno Barriuso y Miguel Rodríguez Armentia. Por ejemplo, el Vocabulario inglés-español de bioquímica y biología molecular, de Verónica Saladrigas, Gonzalo Claros y Diego González se encuentra alojado ahí, junto con otros glosarios y diccionarios.

Como ya dijo Lorenzo Gallego en las últimas Jornadas, la importancia de asociarse es enorme. Hay iniciativas complejas, ambiciosas, que solo pueden surgir de la colaboración entre personas con intereses similares. Por eso quisiera aprovechar este momento para invitar a unirse a Tremédica a todos los jóvenes que piensan hacer carrera en la traducción médica o científico-técnica, a los correctores especializados, a los redactores científicos, a todos los que tengan interés en el lenguaje médico. Encontrarán entre los tremeditas a gente generosa con intereses parecidos, con información valiosa, con consejos, con interesantes proyectos.

Formar parte de una comunidad, escribir para una revista, participar en unas Jornadas, divulgar nuestro perfil profesional, obtener ayuda para nuestras traducciones, consultar recursos terminológicos... todos estos intereses y actividades pertenecen al universo tremedita. Al comienzo de este artículo dije que Cosnautas habría sido mucho más difícil sin la existencia de Tremédica. Quizá habría debido decir que imposible.


Nota: Este artículo ha sido enmendado teniendo en cuenta la aportación de Bertha Gutiérrez Rodilla.


comments

Gracias, José Antonio, por este comentario tan "agradable" para Tremédica. Como el título del mismo es precisamente "Tremédica" echo en falta entre los nombres citados los de los tres fundadores de la Asociación: Cristina Márquez Arroyo, Pepe Tapia y M. Luisa Clark. Sin ellos, sin su valentía, sin su imaginación, sin que se "curraran" los estatutos -tarea tediosa donde las haya-, Tremédica no habría existido, Panace@ se hubiera perdido como tantas otras revistas que nacen y mueren en menos de cinco años, no habrían empezado las Jornadas (las primeras como tales, en Salamanca, de las que Cristina Márquez fue coorganizadora), no habría tampoco directorio de traductores y tantas otras cosas en las que ellos han estado directa o indirectamente involucrados. Cordialmente, Bertha Gutiérrez Rodilla
by Bertha Gutiérrez Rodilla / Aug 25, 2013