Cookies
Este sitio web usa cookies
Le informamos que el sitio web de Cosnautas utiliza cookies propias y de terceros para activar funciones básicas de navegación (personalización, idioma y reproductor de vídeo), así como también para analizar la navegación de los usuarios por el sitio web y el uso de los servicios que en él se ofrecen con la finalidad de mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación.
Leer más
Guardar & Cerrar
Aceptar todas Configurar

Bitácora del cosnauta

<p class=X Curso de Traducción Médica (Santander: UIMP 2022)

" loading="lazy" />

X Curso de Traducción Médica (Santander: UIMP 2022)

en Noticias /

La décima edición del Curso de Traducción Médica se llevó a cabo en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), en la ciudad de Santander, con un cronograma meticulosamente ideado por el director Fernando Navarro, que no constaba solamente de actividades académicas interesantes, sino también de actividades culturales y otras al aire libre, que nos permitieron apreciar la belleza panorámica de Santander y sus alrededores.

Fuimos veintitrés alumnas, de todas partes del mundo, las que tuvimos el honor de enriquecernos del plantel docente conformado por Carolina Lleó, Jennifer Salmon, Enrique Saldaña, Scheherezade Surià y el mismísimo Fernando Navarro. Todas y cada una de las clases nos permitieron conocer las distintas caras de la traducción y su innata y crucial conexión con la medicina.

El primer día de clases, mientras el resto de España gozaba del feriado por la Asunción de la Virgen, veintitrés mujeres desconocidas tomábamos lugar en un aula del Pabellón Central de la UIMP, con una mezcla de ansias, nervios y felicidad por descubrir el contenido del curso. Al cabo de 30 minutos ya no éramos más desconocidas; gracias a una encantadora ronda de presentación dirigida por Fernando Navarro, pudimos ver la mixtura de perfiles profesionales presentes en la décima edición del curso. De ahí en adelante, todos los días fueron como una cascada hormonal, una reacción en cadena que con cada paso amplificaba el efecto inicial; la más fuerte de ellas, la hermandad que se formó en los tiempos compartidos.

Carolina Lleó nos habló de la interpretación médica y mediación intercultural en reproducción asistida, explicó detalladamente el triángulo de la comunicación y el rol esencial del intérprete como mediador cultural en la consulta internacional. Finalizó con un bloque de actividades de tipo role play donde tuvimos que encarnar y trasladar al aula distintas situaciones propias de la realidad, que nos dejaron un aprendizaje inolvidable.

Jennifer Salmon, del Reino Unido, con más de diez años de experiencia como profesora de inglés médico y cuyas clases fueron 100% en su idioma nativo, fue la primera en hablar sobre «Taboos y temas sensibles», demostrándonos así que las personas de habla hispana no somos las únicas que usamos otro tipo de expresiones para referirnos a partes y funciones del cuerpo humano. Sus talleres prácticos hicieron que la dinámica grupal del aula, entre compañeras y docentes, se sintiera semejante al funcionamiento de una célula polinuclear.

En el segundo día del curso, y a modo de ensamble armonioso, Scheherezade Surià, nos presentó el arte de la traducción del lenguaje de la sexualidad y lo soez, y fue casi inevitable que más de la mitad del aula nos ruborizásemos cuando leímos ciertos fragmentos de texto que desmenuzaban con tanta finura y detalle las prácticas del bondage. Entendimos que el modo de traducir un texto puede marcar la diferencia entre crear un escrito burdo y seco y otro delicado y fino. Puedo terminar diciendo que nuestras habilidades afloraron y fluyeron a la hora de realizar los ejercicios de traducir el erotismo y narrar el deseo.

Enrique Saldaña no demoró a la hora de sorber cerebros, iniciando con el taller «La estructura lo es todo», donde desciframos los diferentes significados que podría tener una oración con tan solo ir desplazando una palabra. También aprendimos que los lectores prestan poca atención a lo que queda atrapado entre el sujeto y el verbo, y por esto debemos tratar de situarlos uno cerca del otro. En los sucesivos talleres profundizamos sobre el uso de las tijeras de podar, y que, muchas veces «menos es más». No satisfecho con el conocimiento que compartía sobre la traducción médica, y como buen histólogo, nos enseñó a observar con detalle las figuras anatómicas ocultas en las obras de Miguel Ángel, esparciendo en todas unas ganas insaciables de visitar Italia.

El curso giró a lo largo de la semana y lo hizo en 360°; sí, 360°: empezó y terminó con Fernando Navarro, director y cabeza del curso. El lunes nos dedicó unas calurosas palabras de bienvenida y nos abrió un poco de su vida con una emotiva narración de toda su trayectoria como médico y sus primeros pasos en el mundo de las letras y la traducción médica, que hoy en día es su gran pasión y que se percibe al escucharle hablar. A continuación, inició la primera clase y nos habló de la divulgación médica y los distintos recursos divulgativos: desde monólogos como los de FameLab, donde nos quedó claro que el amor debe ser como un teorema (una verdad para siempre siempre), hasta una lectura tan corta que tome 1 minuto de reloj y no se nos olvide jamás, como la importancia del griego en el origen etimológico de las orquídeas, bellas y delicadas flores.

En los días siguientes también tocó otras temáticas: los problemas en la traducción forzada y cómo un mensaje puede perder su esencia, hasta que el viernes 19 de agosto concluyó la semana del curso con una cautivadora clase sobre la importancia de la metáfora en la expresión diaria y combinada con el lenguaje médico.

A este coctel de conocimientos en el que nos sumergimos por una semana, debo añadirle las experiencias fuera del aula, los desayunos compartidos, los almuerzos tratando de descifrar las adivinanzas de Enrique, las caminatas al faro cantado con los pequeños Emma y Ale, excursiones al museo y las cuevas de Altamira, la exposición inmersiva de Van Gogh, la cena en las Caballerizas de La Magdalena (por cortesía de Cosnautas) y la conmovedora cena de clausura, donde revivimos los dos monólogos ganadores de nuestro concurso interno. Todo este popurrí le dio ese sabor inigualable al X Curso de Traducción Médica en la preciosa y refrescante Santander.

Estoy eternamente agradecida a la Fundación Lilly por la beca que me otorgó y me permitió ser parte de este increíble evento. Gracias a Fernando, Enrique, Carol, Jenny, Scheherezade y a todas mis compañeras. ¡Hasta la próxima!

¡Gracias totales!

Cecy Subieta

Pediatra, beneficiaria de una beca Medes-Tremédica para asistir al curso

Para saber más:

·  Videorresumen del curso (2,5 min) montado por Carolina Lleó, profesora del curso, el sábado 20 de agosto.

·  «Ecos del X Curso de Traducción Médica UIMP Santander», reseña de Scheherezade Surià, profesora del curso, en su blog En la luna de Babel (22-VIII-2022).

·  «Reportaje del Curso de Traducción Médica» (vídeo de 7 minutos; 25-VIII-2022), grabado por el Gabinete de Comunicación de la UIMP, con entrevistas a los profesores Carolina Lleó y Enrique Saldaña, y a las alumnas Natalia Vela y Raquel del Río.

·  «X Curso de Traducción Médica UIMP Santander», reseña de Yamileth O. Flores, alumna del curso, en el «Laboratorio del lenguaje» de Diario Médico (28-VIII-2022).

·  «Intérpretes en la medicina: cuando la salud depende de una buena traducción», publicado en Actualidad UIMP el lunes 29 de agosto.

·  Alocución de José A. de la Riva Fort, director de Cosnautas, a las alumnas del X Curso de Traducción Médica UIMP Santander, proyectada el miércoles 17 de agosto en el aula «Emilio Alarcos» de la UIMP.